Visión de los Mercados

  Para el tercer trimestre de 2022 (T3'22), tanto los rendimientos de la renta variable como los de la renta fija fueron negativos. Los principales índices bursátiles como el S&P 500 ahora han entrado en lo que se conoce como un “Bear Market” -un término utilizado cuando los precios de los valores caen un 20% o más desde los máximos recientes-, mientras que los bonos de grado de inversión de EE. UU. han registrado los peores rendimientos de su historia (desde 1976) en lo que va del año. La razón principal de la inestabilidad de los mercados sigue siendo el enfoque de la Reserva Federal (Fed) en combatir la inflación y su camino agresivo de aumentos de las tasas de interés.

Después de que los mercados de valores disfrutaran de un repunte de verano con la esperanza de un "pivot" (cambio de rumbo) de la Fed, el mensaje inequívoco de la Fed en el retiro anual de Jackson Hole a fines de agosto fue que la lucha contra la inflación es su principal prioridad. Después de Jackson Hole, tanto los mercados de renta variable como los de renta fija comenzaron a caer nuevamente cuando el presidente de la Fed, Powell, enfatizó que ellos seguirían subiendo las tasas hasta que las métricas de inflación de EE. UU. mostraran evidencia significativa de una caída hacia su objetivo del 2%. Aunque la inflación general disminuyó levemente en agosto (IPC 8,3% interanual, frente a 8,5% interanual en julio), las métricas de inflación subyacente indican que los aumentos de precios se han propagado ampliamente en toda la economía. La Fed respaldó su discurso duro de Jackson Hole con otra subida de tipos de 75 pbs en su reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de septiembre. La tasa de los fondos federales ahora se encuentra en un rango de 3,00-3,25%, en comparación con un rango de 0,0%-0,25% a principios de 2022. Los mercados de futuros están descontando otros 125 pbs de aumentos de tasas en las dos últimas reuniones del FOMC del año, lo que implica fondos federales en 4,25%-4,50%.

Durante el T3'22, el dólar estadounidense (índice DXY) se apreció un 7,1% (arriba 17,2% para lo que va del año), la tasa de rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años (UST10) aumentó 78 puntos básicos (pbs), cerrando septiembre en 3,76% (arriba 224pbs para lo que va del año); y el precio del barril de petróleo WTI disminuyó 26% (arriba 6% para lo que va del año), cotizando a $79,9 dólares a fines de septiembre.

Fuera de la política de tasas, la guerra en Ucrania continuó. Nord Stream, un importante gasoducto a Europa, vio reducidos significativamente sus flujos cuando Rusia recortó el suministro de energía como respuesta a las sanciones. Hasta el momento, no hay indicios de que la guerra termine pronto, y creemos que los mercados se han adaptado en su mayoría a la posibilidad de que la guerra se prolongue durante algún tiempo. Cualquier posible acuerdo de paz, o incluso un estancamiento incómodo, probablemente sería bien recibido por los mercados, particularmente en Europa. Incluso si cesan las hostilidades, no esperamos que las sanciones rusas se alivien durante mucho tiempo.

A nivel mundial, la fortaleza implacable del dólar estadounidense ha llevado a otros bancos centrales a aumentar las tasas para defender su moneda y luchar contra la inflación global. El Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo, el Banco Nacional Suizo, así como la mayoría de los países de mercados emergentes, han aumentado las tasas de interés en concierto con la Reserva Federal. Japón sigue siendo el último gran banco central que no se ha alejado de la política monetaria acomodaticia. Dicho esto, el banco central japonés intervino para respaldar al yen después de que tocara mínimos de cuarenta años en septiembre.

A medida que aumentan las tasas de interés y el mundo se enfrenta al nuevo orden mundial geopolítico, el crecimiento global se está desacelerando. A partir de septiembre de 2022, la OCDE pronosticó que el crecimiento del PIB de EE. UU. sería de 1,5% para 2022, una fuerte revisión a la baja desde su pronóstico de 2,5% en junio. El pronóstico del crecimiento del PIB global proyectado para 2023 también se revisó a la baja, a 2,2% desde 2,8% anteriormente. A medida que nos acercamos a la temporada de ganancias del tercer trimestre de 2022, hemos visto un ritmo creciente de revisiones a la baja junto con algunas fallas en lograr los números previstos. Las ventas de viviendas usadas disminuyeron por octavo mes consecutivo en agosto, acumulando un 26% menos que el mismo período del año anterior. En general, hay sectores de la economía de los EE. UU. que claramente experimentan una desaceleración, como los sectores sensibles a las tasas de interés, como la vivienda, mientras que, por otro lado, las tendencias del empleo siguen siendo sólidas.

Mirando a China, se espera que el crecimiento para T3’22 se recupere al 3,4% desde el 0,4% en T2’22. Sin embargo, observamos que este ritmo de crecimiento del PIB está muy por debajo del promedio a largo plazo en este país, ya que la política de cero COVID continúa obstaculizando la recuperación económica. Los mercados inmobiliarios de China siguen siendo débiles y ahora no hay indicios de que el gobierno planee relajar su política de virus de línea dura a pesar de pasar a la fase endémica a nivel mundial.

Al entrar en el último trimestre del año, reconocemos que los rendimientos hasta la fecha han sido decepcionantes. Las condiciones macroeconómicas siguen siendo frágiles, y una recesión en los EE. UU. parece cada vez más probable. Si bien la tasa de desempleo de septiembre se mantuvo muy baja en 3,5 %, las propias proyecciones de la Fed estiman que este número aumente a 4,4 % para 2023. Usando una métrica conocida como la regla de Sahm, una recesión es casi inevitable cuando la tasa de desempleo aumenta al menos en 0,5 % desde su mínimo. En nuestra opinión, una reducción en el ritmo de las subidas de tipos es necesaria para lograr una estabilidad sostenida tanto en los mercados de renta fija como en los de renta variable. Si bien aún no hemos visto a la Fed reducir su retórica restrictiva, creemos que estamos mucho más cerca del final de las subidas de tipos que del principio. Una vez que las tasas de interés se estabilicen, incluso en su nuevo nivel de equilibrio más alto, creemos que los mercados podrán pronosticar mejor las ganancias y valoraciones futuras en todas las clases de activos.

Si bien no existe un punto de entrada en los mercados perfecto, estamos más optimistas de lo que hemos estado en mucho tiempo. Todos hemos oído hablar del riesgo de eventos de "Cisne Negro" que representan riesgos previamente desconocidos. Después del difícil entorno del mercado que hemos visto en lo que va del año, ahora estamos a la caza de los llamados "cisnes blancos" (eventos positivos como una disminución de la inflación subyacente, una reducción de las hostilidades en Ucrania o un ritmo más lento de la Reserva Federal) que ayudarían a los mercados a descontar escenarios futuros más optimistas. Reconocemos que siguen existiendo importantes riesgos a la baja, siendo una recesión en EE. UU. el más destacado. Hay un dicho que dice que "los árboles no crecen hasta el cielo", lo que significa que nada sube para siempre. En este momento, cambiaríamos eso para notar que "los árboles no se encogen por debajo de la tierra" y dados los rendimientos negativos hasta la fecha, creemos que los mercados podrían engendrar nuevo crecimiento pronto.  
 

Retornos trimestrales y acumulados para el año 2022 (1)

Notas: Los rendimientos mencionados son en dólares y se refieren a los siguientes índices: Renta Variable: Empresas Americanas de Alta Capitalización (S&P 500), Empresas en Mercados Emergentes (MSCI EM), Empresas Europeas (MSCI Europe), Empresas Japonesas (MSCI Japan). Renta Fija: Gobierno Americano 10 años (BofAML US Treasury Current 10 Yr.), Soberana de Mercados Emergentes en dólares (JPM EMBI Global), Soberana de Mercados Emergentes en Monedas Locales (JPM GBI EM Global Diversified), Alto Rendimiento Americana (BofAML US HY Master II), Alta Calidad Americana (BarCap US Aggregate Bond) y Soberana de Mercados Desarrollados (JPM GBI Global Ex US). Fuente: Morningstar. (1) Rendimientos de las estrategias netos del costo estándar de asesoría de Amerant Investments y de los costos internos de los fondos mutuales.

  La tabla anterior muestra los rendimientos para cada uno de los tres primeros trimestres, así como el rendimiento acumulado del año 2022.

T3’22 vio una vez más rendimientos negativos en todas las clases de activos.   Como se mencionó en la sección anterior "Visión de los Mercados", el contexto de tasas de interés más altas junto con la desaceleración del crecimiento global hizo que las acciones cayeran en el tercer trimestre después de un breve repunte de verano. El Nasdaq (compuesto en gran medida por empresas del sector tecnológico) sigue siendo el índice de acciones de peor desempeño en los EE. UU., acumulando una caída de más del 30% en lo que va del año. Durante T3’22, las acciones de empresas americanas de alta capitalización también entraron en un “bear market”, abajo 24 % en lo que va del año a finales de septiembre.

Las tasas a largo plazo reaccionaron al alza nuevamente, causando que los bonos del Tesoro de EE. UU. a 10 años cayeran un 6,2 % en el trimestre (abajo 16,8% en lo que va del año), arrastrando con ellos a los bonos de grado de inversión de EE. UU., los que cayeron un 14,6% en el mismo período. Si bien el desempeño del año hasta la fecha en todas las clases de activos continuó su declive, los rendimientos del tercer trimestre fueron menos malos que el segundo trimestre, excepto para los bonos del Tesoro a largo plazo y las acciones de los mercados emergentes. Dado que los mercados ya han revaluado sustancialmente los precios de varias clases de activos, somos optimistas de que los rendimientos potenciales pudieran estabilizarse una vez que la Reserva Federal frene su campaña de ajuste. Ya hemos visto algunos indicios de condiciones financieras más restrictivas y un ritmo más lento de contratación, pero la inflación sigue obstinadamente alta. Aun así, esperamos que el rápido ritmo de subidas de tipos esté por terminar, ya que el último "diagrama de puntos" de la Fed muestra que los tipos de interés de los fondos federales llegarán a su punto máximo el próximo año.  
 

Rendimientos para períodos que terminan el 30 de septiembre de 2022(2, 3)

 

(2) Desempeños basados en el rendimiento total de los fondos mutuales subyacentes, incluyendo reinversión de dividendos y apreciación del NAV de los fondos. Neto del costo estándar de asesoría de Amerant Investments y de los costos internos de los fondos mutuales. Los retornos pueden ser diferentes. Los desempeños históricos no garantizan desempeños futuros. (3) Para el portafolio Dinámico, los rendimientos mensuales anteriores a noviembre de 2009 corresponden al portafolio de Renta y Crecimiento, que es la posición base del portafolio Dinámico. El Portafolio Dinámico comenzó en noviembre de 2009.

 
 

Portafolios Asesorados



Durante T3’22, todas las carteras registraron rendimientos negativos (1), aunque no tan negativos como T2’22.

La cartera de Renta (Income Portfolio) rindió -5,2% (-18,7% para lo que va del año 2022), la Cartera de Renta y Crecimiento (Income and Growth Portfolio) rindió -6,8% (-23,8% para el año), la Cartera de Crecimiento (Growth Portfolio) rindió -7,1% (-27,3% para el año 2022), y la Cartera Dinámica (Dynamic Portfolio) rindió un -6,9% (-23,9% para el año 2022).

Como se mencionó anteriormente, hubo pocos lugares para esconderse este año, ya que los mercados se han enfrentado a cuatro vientos en contra importantes: inflación alta y persistente (exacerbada por la invasión rusa de Ucrania), política monetaria más restrictiva, tasas de interés en aumento y desaceleración del crecimiento económico. Después de un breve repunte de verano, los mercados reanudaron sus caídas en septiembre, lo que provocó tres pérdidas trimestrales consecutivas.

Es posible que hayan visto actividad de compra y venta en sus crateras a principios de septiembre y de octubre. Hemos realizado estos cambios para posicionar mejor las carteras para el entorno que describimos en la “Visión de los Mercados” anterior.

A principios de septiembre reemplazamos un gestor de bonos de grado de inversión de EE. UU. por otro con una estrategia mas orientada a bonos del tesoro y menos exposición a crédito. A principios de octubre, aumentamos la duración en la porción de bonos de grado de inversión de EE. UU. de las carteras de Renta y Renta y Crecimiento. En ese momento, el UST10 estaba cerca del 3,3%, un nivel atractivo para agregar duración y protección de alta calidad a las carteras. Como se mencionó anteriormente, estamos comenzando a ver más valor en los bonos de grado de inversión de EE. UU. y creemos que, en el futuro, brindarán beneficios de diversificación para ayudar a reducir el riesgo de capital y de cartera en general.

Hemos posicionado las carteras de manera más defensiva para estar mejor preparados para resistir un entorno de mayor volatilidad debido a los continuos temores de recesión y riesgo geopolítico, y para aprovechar lo que, en nuestra opinión, será una fortaleza continua del dólar a corto plazo.
Como siempre, nos tomamos en serio la confianza depositada en nosotros. Día a día continuamos siguiendo muy de cerca todos los eventos y las reacciones de los mercados, permaneciendo siempre listos para ajustar los portafolios.   Para obtener información más detallada con respecto a nuestra visión de los mercados o al desempeño de su portafolio asesorado, por favor comuníquese con su Consultor de Inversión de Amerant Investments llamando sin costo al 0 (800) 100-5985.

Atentamente,

Amerant Investments, Inc.

amerantbank.com  
  Avisos Importantes:

Los portafolios modelos ofrecidos por AMTI y descritos en este material invierten exclusivamente en fondos mutuales. Antes de invertir, debe considerar cuidadosamente los objetivos de inversión, riesgos, cargos y gastos de los fondos subyacentes del portafolio que ha seleccionado. Por favor comuníquese con AMTI para requerir el prospecto de los fondos que contiene ésta y otra información importante. Por favor lea detenidamente el prospecto antes de invertir. Rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros. El valor de las inversiones varía y por lo tanto el monto recibido al momento de la venta pudiera ser mayor o menor al invertido originalmente. Retornos actuales pudieran ser mejores o peores que los presentados en este material informativo.

La información provista es de naturaleza general. Rendimientos pasados no son garantía de rendimientos futuros. A pesar de que la información presentada ha sido obtenida de fuentes consideradas como confiables, no nos hacemos responsables por su exactitud. Amerant Investments Inc. ("AMTI") no provee asesoría, recomendación o patrocinio de ningún emisor o título-valor en particular. Ninguna parte de lo anterior debe ser considerada una oferta de venta o la promoción de una oferta de compra de títulos valores. Miembro FINRA/SIPC, Asesor de Inversiones Registrado. AMTI no provee asesoría legal ni de impuestos. Consulte con su abogado o profesional de impuestos en relación a su situación particular.

No asegurado por la FDIC | No se trata de un depósito bancario | Puede perder valor | No asegurado por agencias gubernamentales | Miembro FINRA / SIPC, asesor de inversiones registrado